Encuentranos también en

27 de Abril del 2017
Inicio / Reportajes / Foto / Las mayores catástrofes naturales causadas por el ser humano

Reportajes - Foto

Las mayores catástrofes naturales causadas por el ser humano

23 Septiembre 2016 | comentarios



EL DESASTRE DEL EXXON VALDEZ
El 24 de marzo de 1989 el petrolero Exxon Valdez encalló frente a la costa de Alsaka, vertiendo al océano 37.000 toneladas de hidrocarburo que se extendieron sobre más de 2.000 kilómetros de costa. El impacto fue tal que condujo a la aprobación de la Oil Pollution Act. Los daños a las aves y la fauna marina de la zona todavía hoy se están estudiando.

LA GRAN SOPA DE PLÁSTICO
En algún lugar del Pacífico, entre las coordenadas 135-155 grados oeste y 35-42 grados norte, se encuentra la llamada sopa o isla de plástico, una zona cubierta de desechos que se estima que tiene 1,4 millones de kilómetros cuadrados y más de 100 millones de toneladas de basura. Este vertedero está atrapado por las corrientes oceánicas de la zona, que impiden que la basura se disperse, pero no es fácil observarlo desde los satélites ni localizarlo con radares.

DESASTRE DEL PRESTIGE
España tiene su lugar propio en el rincón de las catástrofes. El 13 de noviembre de 2002, el petrolero Prestige se agujereó durante una tormenta frente a la Costa da Morte, en Galicia, con 77.000 toneladas de fueloil a bordo. La maniobra de alejar el barco de la costa (finalmente se hundió 250 kilómetros mar adentro) causó una de las mayores catástrofes medioambientales de la historia, no solo por la cantidad de contaminante liberado, sino por la extensión de la zona afectada, que fue desde Portugal hasta la costa francesa. Se considera además el tercer accidente más caro de la historia: solo la desintegración del transbordador Columbia y el accidente de Chernóbil costaron más de los 12.000 millones de dólares que se considera que costó la limpieza del vertido y el sellado del buque.

LAS EXPLOSIONES DE JILIN
El 13 de noviembre de 2005 tuvieron lugar en una fábrica petroquímica de Jilin, en China, una serie de explosiones en cadena que causaron seis víctimas y graves daños medioambientales: grandes cantidades de benceno y nitrobenceno procedentes de la fábrica acabaron en el río Songhua, afluente del río Amur. De hecho, el 24 de noviembre, 11 días después de las explosiones, se divisó una mancha de benceno, un producto cancerígeno, de 80 kilómetros de longitud, en los alrededores de la ciudad de Harbin, de más de nueve millones de habitantes, que vieron cortado temporalmente el abastecimiento de agua.

CASTLE BRAVO
Castle Bravo es el nombre en clave para la mayor explosión nuclear de la Operación Castle. Fue causada por una bomba termonuclear de 4,56 metros de largo y 1,37 de diámetro detonada en el atolón Bikini, en las Islas Marshall. La explosión tuvo lugar el 28 de febrero y tuvo una potencia de 15 megatones, tres veces lo que se estimaba "a priori". Esto causó una contaminación radiológica que afectó a la población de las islas cercanas y a los pescadores de un barco japonés que faenaba cerca. Algunos murieron en el acto, mientras que otros vivieron con continuos problemas de salud toda su vida.

INCENDIOS PETROLEROS DE KUWAIT
Durante la primera Guerra del Golfo, las fuerzas militares iraquíes prendieron fuego a 700 pozos petrolíferos mientras se retiraban de Kuwait. Además, colocaron minas en las zonas próximas, por lo que enviar equipos de bomberos era peligroso y los incendios ardieron durante 10 meses, causando una grave contaminación del aire y el suelo.

LA PUERTA AL INFIERNO
El pozo de Darvaza es una antigua prospección de gas en Turkmenistán convertida en un enorme cráter ardiente: 69 metros de diámetro, 30 metros de profundidad y una temperatura interior de 400 grados. Descubierto por accidente en 1971 por geólogos soviéticos al hundirse su campamento en una cueva subterránea llena de gas natural, los geólogos decidieron prenderle fuego para evitar una fuga de gases peligrosos. Creyeron que se apagaría en pocos días, pero ya lleva más de 40 años ardiendo.

CONTAMINACIÓN CON ASBESTO EN LIBBY, MONTANA
En 1910, la compañía WR Grace comenzó a extraer vermiculita de las minas cercanas a Libby, en Monatana. Como resultado de las operaciones mineras, se empezó a liberar al ambiente polvo de asbesto, muy tóxico, que afectó tanto a los mineros como a los residentes de la zona. En junio de 2009, la Agencia de Protección Ambiental estadounidense declaró este caso su primera emergencia de salud pública y comenzó los trabajos para eliminar los restos de asbesto de los suelos y otros materiales contaminados en la ciudad.

DEEPWATER HORIZON
El 22 de abril de 2010, la plataforma petrolífera Deepwater Horizon, perteneciento a Transocean y arrendada por BP, se hundió en el Golfo de Mézico, provocando el mayor vertido de petróleo de la historia: 779.000 toneladas acabaron en el mar. El delta del Misisipi, las marismas del Golfo y otras zonas de Luisiana, Florida y Cuba sufrieron los daños más graves.

AMOCO CADIZ
El 16 de marzo de 1978, el Amoco Cadiz, un petrolero construido cuatro años antes en los astilleros de Puerto Real, en Cádiz, se hundía frente a las costas de Bretaña. Un temporal causó graves daños en el buque, que terminó partiéndose en dos pedazos y liberando al mar 223.000 toneladas de petróleo.

AGENTE NARANJA EN VIETNAM
Además de los devastadores efectos sobre la población, el uso de este herbicida, que el ejército estadunidense utilizó para arrasar las cosechas del enemigo, dejó consecuencias medioambientales devastadoras: en 1971 un 12% de la superficie total de Vietnam del Sur había sido rociada, unos 10 millones de hectáreas de tierra agrícola, además de muchas otras de selva.

LA PLANTA DE AZUFRE DE AL-MISHRAW
En junio de 2003, un incendio (que pudo ser provocado) en la planta de azufre de Al-Mishraw, cerca de Mosul, Irak, causó la liberación a la atmósfera de la mayor cantidad de dióxido de azufre de la historia: 21 toneladas diarias en el momento de mayor apogeo de las llamas. Causó la muerte de gran parte de la vegetación de la zona, y muchos habitantes de la zona más próxima de Mosul tuvo que ser hospitalizada.

LOVE CANAL
Love Canal es un vecindario cerca de las cataratas del Niágara que pasó de ser un lugar idílico al escenario de una catástrofe medioambiental y de salud pública. A finales de los setenta comenzó a ser noticia por los problemas de salud generalizados causados por 22.000 barriles de desechos tóxicos almacenados en la zona, pertenecientes a la Hooker Company. Las familias que vivían allí fueron reubicadas, los edificios demolidos y el lugar descontaminado a cargo del Gobierno estadounidense.

EL MAR DE ARAL
El mar de Aral fue un mar interior situado entre Kazajistán y Uzbekistán. Antiguamente era uno de los cuatro lagos más grandes del mundo, con 68.000 kilómetros cuadrados. En la actualidad, su tamaño se ha reducido a menos del 10% de su tamaño original. La causa está en los trasvases que en los sesenta realizó la URSS de los ríos Amu Daria y Sir Daria, que alimentan el lago, para regar cultivos, principalmente de algodón. Tras la caída de la URSS, el enfrentamiento de Kazajistán y Uzbekistán con Kirguizistán y Tayikistán ha impedido la solución del problema.

DESASTRE DE AZNALCÓLLAR
Otro desastre en territorio español. El 25 de abril de 1998, una presa que cerraba la balsa minera explotada por la multinacional Boliden en Aznalcóllar, Sevilla, se rompió y liberó 4,5 millones de hectómetros cúblicos de desechos con alta concentración de zinc y arsénico, altamente tóxicos para la tierra, la fauna y la flora. Las dimensiones de la catástrofe podían multiplicarse si la contaminación bajaba con el agua del río Guadiamar y alcanzaba el Parque Nacional de Doñana. Esto se evitó construyendo tres diques que desviaron el cauce del río, y organizando tres años de trabajos para retirar el lodo y recuperar tanto la tierra como la riqueza ambiental.

Con información de El Confidencial


Compartir





Comentarios





CONTÁCTENOS

R. T. Loaiza #197-1 Pte.
C.P. 20180
Los Mochis, Sin. Mex.
Tel: (01 668) 818-6600

Síguenos en las redes sociales