Encuentranos también en

21 de Noviembre del 2017
Inicio / Noticias / Accidentes eléctricos aumentan durante el verano

Noticias

Accidentes eléctricos aumentan durante el verano

24 Junio 2013


La mayoría de accidentes eléctricos se dan en el medio laboral y en el hogar, muchos de ellos se producen por negligencia o falta de atención al usar la maquinaria/aparato, por ello, aseguraron especialistas en electricidad, es conveniente estar preparados para saber cómo evitar descargas indeseadas y cómo actuar en caso de que se presente un percance de esta naturaleza.
La electrocución, añadió Jacobo Almanza, se produce cuando a causa de una descarga eléctrica, la persona sufre una parada cardiorrespiratoria, llegando en la mayoría de los casos a producir la muerte.
Sin embargo, dijo el ingeniero electricista, no todos los accidentes eléctricos llevan a la muerte, por lo que aquellos que provocan lesiones sin llegar a detener el corazón se llaman accidentes por electrización.
La electricidad, afirmó, hace que los músculos del cuerpo se contraigan de manera brusca y descontrolada. El daño que provoque estará determinado por la intensidad de la descarga (una pequeña descarga de baja intensidad no provocará lesiones muy graves, sólo sensación de hormigueo u adormecimiento), la forma en que la electricidad recorre el cuerpo (si pasa la corriente directamente por órganos vitales o por las extremidades) y la rapidez en la asistencia (a mayor rapidez y eficacia, mayores probabilidades de salvar a la víctima con menos secuelas).

NEGLIGENCIA Y DESCUIDO PONEN EN RIESGO LA VIDA
Los accidentes eléctricos, reveló, se pueden dar en cualquier entorno donde existan aparatos eléctricos o cables, la mayoría de accidentes por electrización se dan en el medio laboral y en el hogar, y muchos de ellos se producen por negligencia o falta de atención al usar la maquinaria en cuestión.
Jacobo Almanza manifestó que durante la temporada de verano, este tipo de accidentes llega a triplicarse en los hogares y áreas laborales debido a que el calor se incrementa.
“En los meses donde el calor es más intenso, el riesgo de que se generen accidentes eléctricos es más latente debido a que para mitigar el calor se recurren a acciones que por comodidad nos hacen beneficiarnos, pero que no siempre son las correctas”, añadió.
Cuando pasan los años, refirió, las instalaciones eléctricas se resienten, en especial, en aquellas construcciones que fueron levantadas hace varias décadas, con tecnologías inferiores a las que hoy hay disponibles.
Por tal motivo, lo más recomendable es realizar una evaluación de las instalaciones eléctricas cada diez años si es una vivienda nueva, y cada cinco si ésta tiene más de 20 años, expresó.
Las causas de electrocución o accidente eléctrico más frecuentes son el contacto accidental con cables desprotegidos o rotos que estén al alcance, manejo de aparatos eléctricos defectuosos, manipulación de tomas de corriente sin tener conocimientos de electricidad, líneas de alto voltaje (en el caso de estas líneas no hace falta un contacto directo para que se produzca una electrización, sino que al tener tanto voltaje saltan chispas que pueden provocar un arco voltaico sin que necesariamente se estén tocando los cables), los relámpagos, accidentes en el trabajo por descontrol de maquinarias, accidentes por negligencias e imprudencias en el puesto de trabajo, no realizar los procedimientos según el protocolo diseñado, mal uso de protecciones, entre otros.
Redacción




Compartir





Comentarios





CONTÁCTENOS

R. T. Loaiza #197-1 Pte.
C.P. 20180
Los Mochis, Sin. Mex.
Tel: (01 668) 818-6600

Síguenos en las redes sociales