Encuentranos también en

25 de Junio del 2017
Inicio / Noticias / 10 misterios que "Perdidos" dejó sin resolver... y alguna respuesta

Noticias

10 misterios que "Perdidos" dejó sin resolver... y alguna respuesta

18 Marzo 2017


LOS NÚMEROS
4, 8, 15, 16, 23, 42. Todos nos aprendimos esta secuencia de números. Es probable que, incluso, tuvieses una camiseta con ellos. Los números son importantes. Los números son peligrosos. Pero, ¿por qué?.

Hugo ganó la lotería con esta combinación, que escuchó de Leonard en el psiquiátrico y vio en la escotilla de la estación El Cisne. Además, había muchas conexiones entre los números y elementos de la serie, como por ejemplo el avión del accidente, que era el vuelo 815 de Oceanic.

Lo que la serie descubrió en el episodio "El sustituto" de la sexta temporada fue que Jacob estaba obsesionado con estos números, según cuenta el Hombre de Negro a Sawyer, y que había asignado algunos de ellos a quienes consideraba candidatos de para sucederle como protector de la isla: Lock era el 4, Reyes el 8, Ford el 15, Jarrah el 16, Shepard el 23 y Kwon el 42. Efectivamente, solo contemplaba hombres para el puesto.

Pero aquello no resuelve el misterio del origen de los números o su naturaleza. Damon Lindelof, cocreador de la serie, siempre fue reacio a aclarar nada al respecto, pero sí dio por buena una teoría elaborada tras las pistas incluidas en el juego The Lost Experience, que indagaba en el pasado de la Fundación Hanso. Esta exponía que tras la Crisis de los Misiles de Cuba, una organización secreta contrató al científico Enzo Valenzetti para que determinase a través de una ecuación cuándo llegaría el fin del mundo. Su deducción fue que el fin llegaría 27 años después, de modo que Hanso arrancó la Iniciativa Dharma para tratar de modificar estas variables, de algún modo. Todo esto nunca se contó en la serie.

WALT (PERDÓN: WAAAAAAALT)
El hijo de Michael era especial. No nos referimos a especialmente cansino, sino a que cuando fue secuestrado por Los Otros se dijo eso, que era especial. ¿Y por qué? Nunca lo supimos porque el actor Malcolm David Kelley desapareció tras la segunda temporada debido a que dio el estirón y ya no daba el pego como niño. Se da a entender que Walt podía proyectarse a sí mismo a distancia, tener premoniciones o comunicarse con los animales.

Sin embargo, Lindelof declaró que para él no era ningún misterio: "¿Por qué es especial? Pues porque lo es", respondió en una convención en 2011, quedándose más ancho que largo.
Malcolm David Kelley, por cierto, ahora es rapero en el grupo MKTO.

LA ENFERMEDAD
Danielle Rousseau llegó a la isla mucho antes que los supervivientes del Oceanic, en un barco que realizaba una expedición científica. La francesa cuenta a los protagonistas que nadie más de su grupo queda vivo, ya que todos enfermaron dos meses después de llegar y ella se vio obligada a matarlos para salvarse a sí misma. Aquella enfermedad podría ser la misma que afectó a Sayid en la sexta temporada, pero no quedó claro.

AARON
El hijo de Claire, Aaron, nace en la isla y parece especial. Cuando llegan Los Otros muestran una enfermiza obsesión por raptarlo y proteger tanto al pequeño como a su madre. No obstante, con el paso de los episodios Los Otros se olvidan del niño... y a otra cosa, mariposa.

LIBBY
Introducida en la segunda temporada, Libby fue quizás el personaje de los supervivientes de la sección de cola que más peso tuvo en la trama, especialmente por su relación sentimental con Hugo.

En un flashback vimos que tiempo atrás estuvo en el Hospital psiquiátrico Santa Rosa -donde también estuvo Hugo- pero cuando fue asesinada por Michael dejamos de saber más sobre ella. Algunos fans teorizaron si realmente vino en el vuelo de Oceanic o si, en realidad, era una de Los Otros. Carlton Cuse, cocreador de la serie, zanjó en una ocasión este asunto excusándose en que "era un personaje increíblemente tangencial a la acción principal". La vimos en el último episodio de la serie, eso sí.

EL PIE DE CUATRO DEDOS
El episodio final de la segunda temporada, Vivir juntos, morir solos, lanzó a lo loco un misterio: la imagen de una estatua gigante de la que solo quedaba un pie con cuatro dedos. No cinco, cuatro, como los Simpson.

No sería hasta la sexta temporada cuando sabríamos algo más sobre ello. Correspondía a una estatua de Tueris, diosa egipcia de la fertilidad, y en ella vivió Jacob, en una cámara situada en su pedestal. Una gigantesca ola arrastró al barco Roca Negra -ese que posteriormente encontrarían en mitad del bosque- golpeando la estatua y destruyéndola.

En el podcast oficial de la serie se confirmó que fue construida por egipcios que vivían en la isla en un tiempo indeterminado antes de 1867 y que medía unos 75 metros aproximadamente.

¿Pero por qué tenía solo cuatro dedos? Pues por qué no.

LAS REGLAS
Frecuentemente en la serie se mencionan "Las reglas" de lo que podía hacerse o no en la isla, pero este concepto fue ampliamente explotado en la cuarta temporada, cuando la rivalidad entre Benjamin Linus y Charles Widmore parecía esconder un complejo juego entre ambos. Tras la muerte de su hija Alex, Ben busca a Widmore y le amenaza con matar a la suya por haber "cambiado las reglas" y cuando éste le pregunta si también le matará a él, Linus responde que "Los dos sabemos que no puedo hacer eso".

Sin embargo, dos temporadas más tarde Ben mataría a Widmore sin aclarar si se había saltado las reglas o si, directamente, no había reglas. O si los guionistas se habían olvidado de ellas.

HABLANDO CON LOS MUERTOS
Miles Straume tenía la habilidad de leer el pensamiento de los muertos y tener visiones. Hugo, por su parte, podía hablar con ellos de tú a tú como si fuese Melinda Gordon de Entre Fantasmas, una capacidad que también tenía el Hombre de Negro.

¿De dónde salen estos poderes para contactar con el más allá?

MADRE
En la sexta temporada nos hablan de la historia de Jacob y el Hombre de Negro, una suerte de ying y yang que cuidaron la isla durante mucho tiempo. Ambos hermanos nacieron de Claudia, una náufraga que llegó embarazada a la isla y que fue asesinada por Madre (¡Allison Janney!), quien criaría a los pequeños como si fuesen suyos. Les contaría, además, que les había creado de tal forma que no podían hacerse daño el uno al otro. Ella fue quien les dijo que debían proteger el corazón de la isla, situado en una cueva de la que emanaba luz.

Tiempo después, el Hombre de Negro descubrió la verdadera historia de Claudia, fantasma mediante, y se fue a vivir con otros náufragos. Con el tiempo, construiría una rueda para salir de la isla, un plan que descubriría Madre. Esta golpeó fuertemente a su hijo que, cuando despertó, descubrió que había quemado la villa de los náufragos, matado a toda la gente y sepultado la rueda. ¿Cómo lo hizo ella sola? Misterio.

También desconocemos el origen del personaje, cómo descubrió el corazón de la isla y por qué se hizo su guardiana o si sucedió a alguien en el cargo. Tampoco quedó claro por qué no mató antes al resto de náufragos ni qué razones tenía para impedir que el Hombre de Negro se fuese de allí.

¿ESTABAN TODOS MUERTOS?
No, espera, esto no es ninguna incógnita. El final de Perdidos, aunque muchos no llegaran a entenderlo, no se considera ningún misterio. Respuesta corta: No estaban todos muertos.
Pero si eres de los que no les quedó demasiado claro, Michael Emerson lo explicó hace no mucho.

Con información de Fotogramas




Compartir





Comentarios





CONTÁCTENOS

R. T. Loaiza #197-1 Pte.
C.P. 20180
Los Mochis, Sin. Mex.
Tel: (01 668) 818-6600

Síguenos en las redes sociales